‘Mocadorà’ para los ejemplares de Miura y Pérez-Tabernero en las fiestas de Almassora  

Autor: PATRICIA RODRÍGUEZ
El toro Decidido venía predispuesto a recibir su mocadorà en Almassora. A dejarse querer en el día de Sant Dionís, patrón de los enamorados valencianos. Un deseo que estaba más que asegurado llevando el hierro de Miura herrado a fuego. El de Lora del Río, informado de las tradiciones valencianas, desembarcó en la festividad del 9 d’Octubre. Lo que no sabía el número 37 es que tenía a la afición conquistada de antemano, que llegó en masa al recinto para hacer la reverencia al ejemplar patrocinado por las peñas Sant Roc --que ayer celebró su 20º aniversario--, K-Nut, El Duro, El Desfase, La Gleva, La Kolva, La Trama, La Priva y La Trieka.
Raúl Robles se puso en puerta para ofrecerle las típicas miniaturas de mazapán, como manda la tradición, pero Decidido se fue directo a los barrotes del cadafal de la peña El Porrat y allí hirió a un aficionado en los continuos remates. El hombre fue atendido en la enfermería de un desgarro en el bíceps y, posteriormente, trasladado al hospital para someterse a algunas pruebas.
El rodaor de la peña El K-nut le insistió en la plaza Mayor, pero el colorado se fue hacia las calles mojadas seguido por un amplio séquito. Fue encerrado 25 minutos después de su salida.
El de Mercedes Pérez-Tabernero, con el que continuaba la tarde, también quería su ración de dulce y se la demandó a Julián Marín, al que puso en apuros en la suerte de recibo. Pavero, financiado por las peñas El Polp, El Bocao, Gamusinos, Pirula, La Jerga. El Deklive, La Kliba y la Tolka, también le pidió el DNI y el presente a Rafa Lorite, que se midió con él en los primeros minutos. El animal, marcado con el número 4, bajó la intensidad de salida por las calles, dejándose ver por todo el recorrido y respondiendo a los cites. La tarde se prolongó con la suelta de dos vacas.
La lluvia obligó a retrasar media hora el Dia del Major. Sin embargo, el espectáculo se desarrolló con normalidad con Lorenzo Santamaría como estrella de cartel y Los Quillos y Valentín Gil.
El encierro infantil con carretones previsto para la tarde de ayer se aplazó para mañana debido a las condiciones del suelo.