Primera visita guiada a los corrales de los ‘bous al carrer’ de Almassora  

Autor: Bou per la Vila
Las IV Jornades del bou continúan con actividades infantiles en la Vila
Almassora.- Los corrales de Ca la Vila han vivido esta mañana una jornada histórica con la celebración de la primera visita guiada a cargo de la Comissió del Bou de la Junta Local de Fiestas. Una de las infraestructuras fundamentales durante los “bous al carrer” de Almassora ha abandonado el sigilo habitual con que trabajan dentro los operarios para mostrar al público, aficionado o no, el funcionamiento durante los ciclos festivos.
Los voluntarios han abierto las puertas a las 11 horas para mostrar a pequeños y mayores cómo se desarrolla la actividad en los bajos del edificio de Ca la Vila. Las visitas se han sucedido desde la entrada de la calle San Vicente, por cuyas escaleras ha accedido el público para comprobar de primera mano cómo son las corraletas en las que descansa el ganado antes de las exhibiciones en Santa Quitèria y el Roser.
La actividad forma parte de las IV Jornades del bou, que finalizarán el próximo martes con el cierre de la exposición fotográfica “El toro sin barreras”, colección de Agustín Arjona cedida por el Museo Taurino de Valencia. De hecho, algunos de los participantes en las visitas guiadas a los corrales han aprovechado la mañana para recorrer las imágenes ubicadas en la planta superior de Ca la Vila. La muestra estará abierta mañana lunes de 17 a 20 horas y el martes de 11 a 13 y de 17 a 20 horas para aprovechar la festividad del día.
“Mostramos al público los corrales para que puedan ver de primera mano cómo se trata a los animales en Almassora, que no tenemos nada que esconder y que esta infraestructura ha sido objeto de continuas mejoras por el bienestar del ganado”, ha defendido la concejala de Fiestas, Isladis Falcó. “Enseñando este espacio, el visitante puede hacerse una idea de cómo se descargan los toros y cómo aguardan  hasta ser exhibidos, y luego le podrán gustar o no los ‘bous al carrer’ pero nadie podrá decir que no cumplimos estrictamente la normativa, como intentó Pacma con la denuncia por maltrato en las fiestas de octubre que ha sido sobreseída”.
Los voluntarios de la Comissió del Bou han mostrado las corraletas en que se dividen los bajos de Ca la Vila y donde se descargan toros, mansos y vacas en los diferentes compartimentos. Los mecanismos más rudimentarios han dado paso a un sistema de poleas y puertas que garantizan también más seguridad para el personal que se ocupa de los corrales y para los colaboradores taurinos que ayudan a guardar el ganado tras las exhibiciones.
Además de las visitas guiadas, los más pequeños han disfrutado de una mañana de encierros con carretones en la plaza Mayor de la Vila e hinchables con los que los voluntarios de la Comissió del Bou han tratado de integrar en la fiesta de los “bous al carrer” a las futuras generaciones de aficionados.