Arrancan las fiestas del barrio El Castillo de Onda

Autor: torodigital
Unas vaquillas de la ganadería de El Mijares fueron el prólogo de una tarde donde los protagonistas fueron los cerriles. El primero en saltar a las calles pertenecía al hierro jienense de Arraúz de Robles, patrocinado por la Peña Amics i Aficionats al Bou. El de Arraúz hizo una salida con poca fijeza, luciendo una bonita presencia, que durante su lidia, entró a todos los quites sin emplearse a fondo, exhibiendo sus evoluciones en la parte baja del recinto y con serios problemas para ser enchiquerado, dilatando la tarde en demasía.