Revista nº 23 BOUS EN ALMASSORA

Autor: Juan Gimeno
https://plus.google.com/photos/114440520016545509066/albums/6019551331890402673Descárguese la versión en PDF completamente gratis
INTRODUCCIÓN // Muchas veces, a uno (que no es ni periodista ni escritor) le es mas fácil exteriorizar con palabras lo que piensa que por escrito. Uno quiere expresar lo que siente y lo reseñado en el papel parece que no esté del todo bien explicado. Este es mi caso. Preparando ya esta revista y pensando en este tema de introducción, ocurrió algo que siempre esperas que no pase y crees que no llegará nunca, la muerte de un ser muy querido. Aunque es ley de vida, el fallecimiento del padre es, a menudo, uno de los golpes mas desoladores en tu vida, es muy duro que una persona que fue tu apoyo y tu guía ya no esté contigo ni estará más, irremediablemente, pero me consuelo pensando que he podido disfrutar muchos años de él, de su carácter trabajador, de su bondad y de su sencillez.
Muchas preguntas que antes me las respondía él, ahora quedarán sin respuesta. Es por ello que quiero dedicar esta revista nº 23 a mi padre, Bautista Gimeno Clausell (fallecido el 22 de Febrero del 2014 a los 88 años), ya que ha dejado una gran huella en mi y por ello me siento muy orgulloso. Él siempre supo estar a mi lado, me enseñó su afición al futbol y a su equipo, el Athletic de Bilbao; así como también inició mi afición a los toros, cuando allá por los años 1970 me despertaba al salir el sol, para ver pasar por delante de mi casa (la Biga, ahora Cardenal Cisneros) las vacas de Germán Vidal que iban a pastar al río Mijares. Tal vez de ahí mi afición a los toros o tal vez por haber nacido un 7 de Julio, día de San Fermín. Ahora todo son buenos recuerdos y siento no haber pasado mas tiempo con él. Descansa en paz. Siguiendo con los sucesos tristes, también ultimamente nos han dejado diversos ganaderos, entre otros, : Javier Molina, José Manuel Sánchez (titular de los hierros Sánchez Cobaleda, Terrubias, Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez), Luis López Ovando y su esposa María Olea (Conde de la Corte), Luís Frías y Nicolás Fraile. Ya que el encierro de Mayo 2014 en Almassora será de este último ganadero con el hierro de Valdefresno, aprovecho la ocasión, para hablar un poco de las familias ganaderas. Hay una serie de apellidos unidos inseparablemente a los toros. Oir nombres como Miura, Cuadri, Domecq, Pablo Romero, Guardiola, Buendía, Núñez, Galache, Pérez-Tabernero, Cobaleda, Fraile, etc..., automáticamente el subconsciente nos lleva a los toros bravos. Actuales familias ganaderas que generación tras generación, a base de tesón y afición, han sabido mantener la ilusión que sus antepasados depositaron en la ganadería brava e incluso algunas han logrado aumentar su prestigio. Yo me atrevería a decir que tienen una obligación moral de continuar con el tesoro que les ha llegado a sus manos. Como es el caso también de la ganadería Germán Vidal de Cabanes (Castellón), que ha cumplido 100 años de historia. Tal y como se refleja en algunas páginas de Internet (Vicente Escrig en Toro Digital, Bous al carrer, ...), tres generaciones de la misma familia llevan cuidando esta ganadería autóctona. Fundada en Abril de 1914 por Germán Vidal Amer, en 1967 pasa a su sobrino Germán Vidal Capdevila, falleciendo en 1999 y heredando la ganadería su hijo y actual propietario Germán Vidal Segarra, el cual mantiene este hierro en un alto nivel cumpliendo 100 años de existencia. Quien no conoce la ganadería de Germán Vidal, sus bien cuidados toros y vacas que tantas buenas tardes de emoción nos dan, la parada de cabestros que tanta fama tienen y también, como no, su relación de amistad con muchos aficionados de Almassora y las numerosas tardes de exhibición de su ganado en nuestro pueblo. Un referente y un ejemplo a seguir en el mundo de lo que llamamos ganado de corro.

https://plus.google.com/photos/114440520016545509066/albums/6019551331890402673