Resumen completo de las fiestas de Santa Quitèria de Almassora 2014

Autor: torodigital
https://plus.google.com/photos/114440520016545509066/albums/6018440459938260593
Informa: Patricia Rodríguez
*24/05/2014 - Crónica tarde sábado 24 Almassora: Almassora, alquimia de la bravura
No hay más ciego que el que no quiere ver. Ni más sordo que el que no quiere oír. Almassora obtuvo el sábado los resultados más destacados del improvisado laboratorio de bravura en el que se había convertido su Vila desde hace una semana. La cría de bravo es pura ciencia y, como tal, no está exenta de fracasos, aquello de ensayo-error, en la búsqueda del éxito.
La genética tuvo peso en la elección del hierro de Torres Gallego para el encierro de octubre. Sin embargo, Aficionats al Bou se dejaron llevar por su intuición para "indultar" a "Malavía" hasta mayo frente a sus hermanos. Más de cinco meses esperó el número 17 para demostrarles que habían tenido buen ojo. Salió con tantas ganas de hacerlo que algunos pensaron que estaba huyendo. ¡Lejos de eso! El de Torres Gallego se centró en La Picaora y allí se arrancó de largo y con nobleza a los quiebros de Patricio e Ismael, siguiendo también en el mismo emplazamiento a los aficionados hasta barrotes. "Malavía" realizó una lidia completa, tuvo movilidad y marcó terreno en la plaza Mayor y también en La Picaora, embistiendo con ganas cuando se le citaba.
No sonó a fado la exhibición del segundo, a pesar de su procedencia portuguesa. El Palha de la ACT Aficionades Taurines fue digno descendiente de la filosofía que defiende la casa ganadera: la alquimia de la bravura. "Espejito", marcado con el número 45 y con sangre Baltasar Ibán, demostró casta desde su encuentro sobre la arena con Rafa. Basó la mayor parte de su actuación en la plaza de La Picaora, donde fue codicioso rematando en los cadafals. Se hizo respetar durante su lidia, en la que pidió más pelea de la que le dieron. Se fue "vivo" a corrales, sin tan siquiera abrir la boca, pero con la convicción de haber pasado la prueba.
Menos cualidades desarrolló "Artista", que cerró las exhibiciones vespertinas de la presente edición de Santa Quiteria, en el tiempo que duró su experimentación a pie de campo. El Sánchez Ybargüen de las peñas La Tribu, El Roser y El Arte recorrió un recinto asestado de público después de que Richard lo templara de salida.
Almassora volverá a instalar su particular laboratorio de bravura allá por el mes de mayo. Y de nuevo cada exhibición será el resultado de la ciencia pero también, en gran medida, de la suerte. Lo demás, a gusto del respetable. Y para gustos, colores.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*23/05/2014 - Crónica tarde viernes Almassora: El arte no tiene miedo
El arte se tiene o no se tiene. No se compra, ni se alquila, ni se pide prestado. Para lamento de unos y gloria de otros. Lo entendió Almassora el viernes cuando se paró el tiempo mientras la imaginación tejía una muleta en la mano derecha de César Palacios. Fue a la salida del tercer toro de la tarde cuando brotó el arte en la mismísima boca de riego de la plaza Mayor. Cuando un simple fajín de algodón se convirtió en la pañosa más noble a ojos del respetable.
Salió el Albarreal de toriles y con él un muletazo largo y profundo a cuerpo limpio al que el astado, patrocinado por las peñas El Corb, Els Clafidors, Tots Tancats y l’Embolic, embistió por abajo y con entrega. Vertical el recortador local, cuál 'Manolete'. Con "Buensón" en otros lares, aquella estrecha tela roja seguía volando en un embroque infinito prolongado en la memoria colectiva. El número 13 no le trajo malos augurios al castaño, que se encontró en su camino a otro torero de calle que sacó a relucir sus buenas condiciones para el quiebro. Hasta en cuatro ocasiones entró a la chaqueta de Patricio repitiendo en La Picaora.
Los festejos de 'bous al carrer' cuentan en sus filas con artistas anónimos y autodidactas. Valientes todos. Unos van puliendo la técnica con los años, otros simplemente dan salida a un don innato para el que ni hay ni habrá escuela. Sin doctrina llegó también "Novicio" a la Vila para debutar en la penúltima tarde taurina de Santa Quiteria. "Nadie nace sabiendo", pensaron los componentes de las peñas El Vint, la Brusa, La Colla, Els Casats, Mig a Mitges, l’Aberració y El Garbo, que confiaron en la ganadería Martín Lorca. Ismael Lozano, de la peña El K-Nut, se puso frente a la fachada de Ca la Vila para recibir al animal, que lo cortó de salida, buscándolo hasta su refugio, y barrió los cadafals de la plaza Mayor. Sin embargo, no contó con la suerte del principiante y recorrió el recinto, que registraba una buena entrada.
Le sucedió sobre la arena “Profesorillo”, que supo dosificar una lección que subió de intensidad durante la media hora de exhibición. Raúl Robles "Raulillo" recibió al de El Torreón, de las peñas K-Nut, Desfase y La Kripta, que presumió de presencia por las calles del casco antiguo, rematando cuando se le citaba. Apurado le vino a José Antonio “El Bicho” tras rodarlo en la plaza Mayor; mientras que Luis Pachés recibió los aplausos al ajustar en la calle San Vicente.
Los aficionados seguirán esperando que fluya el arte cada tarde, tras cada apertura del portón de chiqueros. Y, sin embargo, muchas se irán de vacío. El arte no tiene miedo, pero es selectivo. Privilegios del artista.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*21/05/2014 - Crónica tarde miércoles Almassora: Divina protección
La vida juega por nosotros a la ruleta rusa. Reparte las balas a su antojo en un continuo juego de azar. Caprichoso. Macabro incluso. Almassora se vio inmersa ayer en una partida a la que era ajena coincidiendo con la quinta jornada taurina de Santa Quiteria. Y la desventura pisó la calle a la hora que Lorca convirtió en verso por Ignacio Sánchez Mejías. A las cinco de la tarde.
No habían pasado cinco minutos de reloj de la primera salida –programada una hora antes de lo habitual- cuando se produjo la aparatosa cogida de un aficionado de Castellón tras caer en la calle La Llum. No fue el único que se vio inmerso en esa circunstancia después de que el toro de El Torreón, bien rematado y que paró “El Bicho”, accediera a este vial que lleva a la plaza de la iglesia desde la calle San Vicente; pero sí el único al que “Bonoloto”, patrocinado por las peñas El Racó, T’Empujen, El Duro, La Tregua y La Tabarra, eligió como presa en un tramo dificultoso para que los rodadores se lo pudieran quitar.
El joven fue liberado tras varios segundos interminables y trasladado a una enfermería con divina protección. Los creyentes se encomendaron a San Isidro, patrón de la calle, que un día antes también había velado por los tres toreros heridos en la feria que Madrid celebra en su honor. El resto lo hicieron al doctor Gustavo Traver, como en Las Ventas con Máximo García Padrós, que lo intervino allí mismo de tres cornadas por asta en glúteo, abdomen y muslo. Además de un varetazo en el cuello y contusiones de diversa consideración.
El foco de atención se dividió entonces entre dos zonas de la calle Mayor. Una con el toro, la otra con la posta sanitaria a escasos metros. Y mientras tanto las diferentes versiones de los hechos circulaban a sus anchas por el recinto e incluso fuera de sus barreras. El colorado de El Torreón, con querencia hacia El Portal, se vio inmerso en un círculo a la altura de La Murà, con la sombra de la cogida presente en cada cite hasta que fue conducido por los mansos a los chiqueros.
La tarde continuó con dos toros más y dos anfitriones. Lo fue César Palacios con “Gallego”, un ejemplar de tamaño terciado de Lagunajanda financiado por su peña, San Fermín, junto a Maracay. La falta de kilos se la tapó la nobleza durante su actuación, destacando la serie de Patricio con la chaqueta en la plaza Mayor.
Borja Gimeno también hizo la misma función con el astado de Joaquín Núñez del Cuvillo, ganadería por la que viene apostando la peña El Trasto a tenor de los resultados obtenidos. Lo supo aguantar Borja de salida al mostrarle el fajín blanco, con el que a su vez le hizo el quite a dos aficionados que se habían quedado fuera del cadafal. Lo templó de frente y por derecho en una de las esquinas de la plaza antes de que se fuera por las calles. A su vuelta por los mismos fueros, “Luminoso” entró con buen son a las suertes que le ejecutaron. Fue encerrado 20 minutos después, al tiempo que la vida soltaba el gatillo.
Terminaba el juego comenzado sin permiso a las cinco de la tarde pero sus consecuencias se prolongaban en la enfermería más allá de las siete, dos horas después de aquel 'disparo' certero en la calle La Llum. El herido fue trasladado estable y fuera de peligro al Hospital General de Castellón. Los creyentes se lo agradecieron a San Isidro. El resto a Gustavo Traver.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*20/05/2014 - Crónica tarde martes Almassora: Sin trampa y algún cartón
En esta fiesta no hay trampa. Tan solo algún cartón que, de vez en cuando, simula una tela a falta de trastos. A veces nos olvidamos que los toros cogen, que matan incluso. Y llega una tarde que la verdad se mete en el espectáculo para recordarlo. No importa que éste se dé en una plaza o en una calle. No veo la diferencia en origen, mucha en la liturgia. Sí, por contra, la similitud: en ambos emplazamientos una persona o varias ponen su vida a merced del toro. Verdad.
Cuando al toro se le pierde el miedo la cosa empieza a ponerse fea. Almassora se lo fue perdiendo ayer a "Nómada". El de la ganadería Martín Lorca desembarcó en Almassora convencido de que aquel tan solo era un lugar de paso más. De suplir la ausencia en cartel del anunciado Casa Domecq que debía abrir plaza en el ecuador de la feria taurina de Santa Quiteria. Y carretera.
Para sorpresa de todos, el ejemplar, patrocinado por las peñas El Barrilet, Penjats, Gavell, Retiro, Discordia y La Turba, encontró su sitio en los terrenos de La Picaora y ya no hubo manera de moverlo de allí, desatendiendo cualquier tipo de llamada de los aficionados. Y fue ahí dónde él, con su actuación, consiguió aminorar ese 'respeto' inherente a la raza. Tan solo consintió pasear su mansedumbre por la calle Colón y recorrer la calle San Joaquín para volver a la plaza Mayor, de donde había salido más de media hora antes con Richard dándole la bienvenida.
Por suerte, esa sensación de tener gatos arañando los adentros vuelve a asomar al levantar la puerta del cajón. De ahí asomó también el segundo de la tarde, el único Valdefresno del encierro que restaba por lidiar. Se pusieron en los medios de la plaza de La Picaora José Antonio “El Bicho” y Miguel para recibir al alimón al astado aportado por las peñas Les Dos, El Ciret, Flota-Fil, La Pau, Bugs-Bunny, Pensat y Fet y Els Amics. La exhibición de “Langosta”, marcado con el número 101, continuó por la calle Mayor, donde el novillero local “Varea” lo probó con la chaqueta, recibiendo los aplausos de los vecinos que seguían la tarde desde los balcones, al igual que hicieron otros rodadores a lo largo del vial asfaltado y tras su llegada a la arena.
El susto, el aviso quizá, llegó con la primera vaquilla en la calle de las dos que se soltaron. El animal alcanzó a un hombre en la plaza de la iglesia, tras hacerle hilo en la calle La Llum y arrollarlo. Fue trasladado en camilla en aparente estado de inconsciencia hasta la enfermería, donde fue atendido por las asistencias sanitarias por el fuerte impacto. Un aviso que, sin embargo, tuvo consecuencias mayores en la plaza de Las Ventas de Madrid, que ayer también daba toros con motivo de la feria de San Isidro. Pagó con sangre la terna el peaje de querer ser toreros. De ponerse ante un toro, como también se hace en las calles. Verdad.
#FuerzaMora #FuerzaNazaré #FuerzaFortes 
 Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*19/05/2014 - Crónica tarde lunes Almassora: 'Muletas' sin faena
Cuentan que todo torero sueña con revivir la faena que “Antoñete” fraguó en Las Ventas con el toro “Atrevido” de Herederos de José Luis Osborne. Ayer la peña El Caragol puso al alcance de los toreros de calle esa quimera con su apuesta por el hierro sevillano, que dio la alternativa a la tercera tarde taurina de los festejos de Santa Quiteria de Almassora.
Hizo los honores de probarle la embestida Borja como ganador del trofeo al Mejor Recorte de Salida de las pasadas fiestas del Roser. “Expresivo”, marcado con el número 8, basó la mayor parte de su lidia en la calle San Vicente sin rastro de la sangre de su ilustre antepasado. Le insistió Richard con la chaqueta y también los componentes de las collas Sambori y El Sorbete con paños rojos desde las talanqueras. Sin embargo, la esperanza de hacer la tanda soñada tan solo se quedó en el color verde de la divisa.
La suerte salió esta vez del cajón desde La Picaora. “Raulillo” midió bien con el de Hermanos Fraile Mazas, número 24, con sus patrocinadores atentos desde los cadafals de Numereu-vos, Més que Amics, Om-Blanch, Suso, Gandia, l' Engravà y El Pardal. El ejemplar tuvo movilidad y respondió cuando lo citaron, como desde la colla El Petet. Precisamente algunos de sus componentes lucían ayer la camiseta de El Comboi, que aportaron el último toro de la tarde. César Palacios templó al Julio de la Puerta en la plaza Mayor, pasándoselo por la espalda. "Garrochista" recorrió el recinto, aposentándose en La Picaora hasta su cierre.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*18/05/2014 - Crónica tarde domingo Almassora: Tarde de 'estudio' en el recinto taurino
Siempre me han dicho que tener estudios superiores no implica ser mejor persona. Depende. Sí, evidentemente, una mayor preparación y mayores conocimientos en ciertos campos. Almassora retomó ayer la actividad taurina con “Universitario”, un Cortijo de la Sierra que evidenció que haber accedido a un grado universitario tampoco implica ser mejor toro. Depende también.
Las peñas El Polp, El Bocao, Gamusinos, La Pirula, La Jerga, El Deklive y La Trieka volvieron a confiar en la ganadería de Rocío de la Cámara tras los buenos resultados obtenidos en años anteriores. Se le vio preparado al colorado, de buenas hechuras, en las dos rodadas en las que siguió a Borja, obligando al rodador local a refugiarse en el cadafal de El Polp, que estas fiestas celebra su 25 aniversario. Sin embargo, al ejemplar, marcado con el número 96, no demostró sus conocimientos una vez en las calles. En La Picaora lo probaron al quiebro.
No presentó ninguna acreditación de nivel de estudios “Langostito” para salir a la plaza Mayor. Tampoco le hacía falta tras ser uno de los seis protagonistas del encierro de cerriles. El toro de la peña El Porrat, número 52 y de color negro, le respondió a José Antonio “El Bicho” a la rodada, sin que su exhibición subiera de nota a su paso por un recorrido ya conocido.
Al tercero de la tarde, de Toros de Casa Domecq, lo avalaron Amigues del Bou para su inclusión en el cartel. “Noria”, número 7, salió con brío de toriles y se lanzó con ganas a los cites de Richard, César Palacios y Borja, que salieron a los medios. A pesar de que no iba a ser embolado, tuvo que ser encerrado antes de lo previsto tras romperse un pitón, lo que privó ver su lidia al completo.
ENCIERRO INFANTIL // Tras finalizar la tarde taurina, continuó el aprendizaje de los más pequeños, hasta entonces en balcones o cadafals como manda el reglamento, a pie de calle. Los carretones embolados de 'bou per la vila' les sirvieron de práctica en el arte de correr delante de los toros. El saber no ocupa lugar.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*17/05/2014 - Crónica tarde sábado Almassora: Duelo de aficiones en la Vila Borja midiéndose al tercero de Valdefresno en La Picaora.
Los aficionados a los toros son, en el fondo, un poco del 'Atleti', aunque en el graderío cada uno luzca con orgullo los colores de su equipo. Ambas aficiones tienen el 'sambenito' de sufridores y, a pesar de ese 'tormento' que puede conllevar cada tarde, todos saben que volverán a verse las caras en un campo de fútbol o en un recinto taurino, respectivamente.
Les tocó el sábado ganar a los 'rojiblancos' tras dos horas de partido que coincidieron con la primera tarde taurina de las fiestas de Santa Quiteria de Almassora. El partido decisorio del Campeonato de Liga restó público y también atención a los tres ejemplares de Valdefresno anunciados en cartel. No en vano, muchos se pusieron ante el televisor a las 18.00 horas para ver cómo el árbitro marcaba el inicio y no cómo "Buscapases" abría feria.
El 'Bou del Poble', marcado con el número 131, fue recibido por "Raulillo", de la peña El K-Nut, pero buscó salida hacia la calle San Vicente. Uno de los pocos pases se lo realizó Patricio con su inseparable chaqueta, embarcándolo bien tras arrancarse de largo sobre la arena de la plaza Mayor. Su resistencia a ser encerrado obligó a César Palacios a enlazarlo cuando el 1-1 obligaba al Barça a volver a anotar.
A los componentes de las peñas San Roc, Peña 38, La Vila, l’Arrastre y l’Emboscà, que al inicio de la tarde recibieron el trofeo al Mejor Toro de octubre, no les quedó otra que prestar atención a la segunda salida de la tarde, con su toro como protagonista. Se puso Rafa, con la camiseta de la peña San Roc, frente a la puerta de corrales. Una vez en las calles, en el popular casal de la peña El Porrat volvieron a coger el mando para hacer zapping entre Plana2 y Gol Televisión.
El marcador del Camp Nou fijó el resultado con el tercer Valdefresno ya en la Vila. La plaza de La Picaora acogió, alrededor de las 19.30 horas, la salida de "Buscatodo", de las peñas Caldera, Rollet, La Fuga, La Travessa y l’Emboscà. Si hasta entonces lo más emocionante se había registrado sobre el campo de juego, el tú a tú con Borja sobre la arena bien valió haber elegido toros y no fútbol. Durante su exhibición, el animal respondió a los cites sin emplearse y protagonizó peligrosas arrancadas a La Picaora, obligando a los rodadores a buscar barrote. Fue el punto álgido de una tarde que cerró chiqueros mientras la hinchada del Atletico de Madrid ya celebraba un triunfo que repiten 18 años después.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)

*17/05/2014 - Crónica encierro Santa Quiteria: Carreras de sentimiento en Almassora
La piel delató a las emociones en Almassora. Su ‘Estafeta’ rompió en aplausos cuando el encierro de cerriles que abrió la semana taurina de Santa Quiteria tomó el último tramo de recorrido. Una manera de hablar sin decir para premiar una ‘faena’ bien hecha, no solo de los aficionados que les buscaron la cara a los de Valdefresno y Hermanos Fraile Mazas, también de sus patrocinadores.
Más de 8.000 personas, según fuentes oficiales, se congregaron alrededor de los 700 metros de asfalto, a pie de calle o en improvisados tendidos, para contemplar las tres carreras que ayer, como novedad, se desarrollaron en la Vila. Fue llegado el mediodía cuando los seis cerriles, cinco financiados por peñas y uno por el consistorio, enfilaron la calle San Joaquín, con uno en cabeza, cumpliendo con las expectativas que, en cuanto a trapío, habían creado sobre papel.
La manada continuó extendida por la calle Colón para desembocar en la calle Mayor, donde se fusionó con los corredores partida en dos. Tres toros en fila india lideraron el encierro, permitiendo que los guiaran con destacables carreras hasta los corrales de la calle Riu. A escasa distancia, les siguieron los tres restantes hermanados con los cabestros. Una carcasa marcó el final cuatro minutos después.
Sin embargo, Almassora volvió a abrir el portón poco más de veinte minutos después para dar inicio a un segundo encierro con ganado corrido que contó con menos respuesta; en esta ocasión con tres toros de Millares y tres de El Pincho financiados por el Ayuntamiento que corrieron muy bien agrupados. Tras otros veinte minutos, los mismos ejemplares volvieron a pisar las calles del recorrido pero en dirección contraria, con la manada también hermanada pero menos compacta. En la calle San Roc una barrera los obligó a entrar a la plaza Mayor, que acogió una suelta.
“Sin lugar a dudas si de algo podemos estar orgullosos es que hasta el momento la jornada ha transcurrido sin que tengamos que lamentar ningún incidente de gravedad”, celebró el alcalde, Vicente Casanova, después de presenciar desde Ca la Vila el espectáculo taurino. Las mismas fuentes destacaron el trabajo del dispositivo de seguridad  y de los profesionales sanitarios.
Fotos: www.torodigital.com (Álbum completo aquí)