Revista La Puntilla del 29 de abril al 13 de mayo de 2014 - N.º 156

Autor: LA PUNTILLA
Descárguese la versión en PDF completamente gratis
https://plus.google.com/photos/114440520016545509066/albums/6007993955974992289Editorial // Soler Lázaro toma el relevo // Lo cierto es que la noticia no ha tomado a nadie por sorpresa, ya que Vicente Soler parecía la opción más lógica a la hora de asumir las responsabilidades pedagógicas de la Escuela Taurina de Castellón. No era el único candidato, pero las opciones se decantaban claramente en su favor. Vicente cuenta con una dilatada experiencia en el mundo del toro. Son muchos años ya desde su inicios como becerrista en los que de un modo u otro no ha dejado de estar vinculado a la fiesta. Tras ser uno de los novilleros más prometedores de nuestra tierra, lucho por abrirse paso como matador, permaneciendo en activo algo más de un lustro, hasta que decidió dar por concluida su carrera profesional. Lejos de abandonar el mundo del toro, volcó sus energías como profesor de la Escuela Taurina, bajo la dirección de Rufino Milian, forjando entre ambos

una las etapas más fructíferas del organismo autónomo. Fue la época de Paco Ramos, Alejandro Rodríguez o Vicente Prades entre otros. Fue también la única época en la que la Escuela Taurina visitó algún colegio, una actividad que debería volver a realizarse pese a la reticencia de algunos centros educativos. Tras su paso por la escuela comenzó una prometedora etapa como empresario y apoderado, un camino tan complicado como el de ser torero, llegando a programar festejos en varias plazas provinciales y en la portátil que llegó a poseer en propiedad. Inmune al desaliento, tomo también el camino ganadero, aunque como es lógico en esta tierra, mucho más volcado hacia los festejos populares, actividad esta en la que todavía se haya inmerso. Tras varios años sin ponerse el traje de luces, decide convertirse en subalterno a las órdenes de su propio hijo, demostrando
que todavía conserva unas cualidades físicas, un dominio del percal envidiable y la misma facilidad con los palos de que hizo gala en su época como matador. Sin duda es imposible encontrar en estas latitudes un currículum más extenso y mejor capacitado para hacerse cargo de una escuela en la que sus menguados medios obligan a multiplicar las funciones del personal que la rige. Imagino que en escuelas con mayores medios y más profesorado, podrán permitirse el lujo de contar con especialistas en distintos aspectos, pero aquí se necesita un especialista en todo, un profesional que sepa enseñar y que sea capaz de gestionar las distintas actividades de la Escuela, y en este sentido considero la incorporación de Soler Lázaro todo un acierto. Ojalá en un futuro próximo la afluencia de alumnos marque la necesidad de nuevas incorporaciones, porque además de Soler habían candidatos realmente
interesantes y su aportación al aprendizaje de los alumnos sería de gran valor. En cualquier caso, se habré una nueva etapa que debe recoger lo mucho de bueno que hasta ahora se ha realizado, manteniendo el nivel de sus alumnos, pero también asumiendo los nuevos retos que se pretende alcanzar. Suerte Vicente.
https://plus.google.com/photos/114440520016545509066/albums/6007993955974992289